Comunicado ante la última ocupación del HSM

nodo2
     Con rabia e incredulidad, asistimos una vez más a la facilidad de los nazis del Hogar Social Madrid (HSM) Ramiro Ledesma para ocupar edificios. A su vez nos resulta cómico cómo se apropian del movimiento de ocupación para luego poner en la puerta “Esto no es una okupa”. Resultan de risa las incoherencias en las que caen una y otra vez, aunque nos preocupa más su obvia relación con estructuras organizadas que les facilitan el trabajo y contribuyen económicamente al desarrollo de sus actividades racistas.
     Una y otra vez arremeten contra los movimientos sociales, tachándoles de ultra izquierda y preguntándose qué hacen por ayudar. Todo ello lo hacen mientras se ponen medallitas por su banco de alimentos o su gimnasio para enfermos de la anfetamina. Nazis del Hogar Antisocial, hemos de deciros que no hacéis más que copiar y lo único que tenéis de original son las estructuras de poder con las que no contamos el resto. Estructuras que os financian y que os dan camisetas para que podáis captar a gente que no ve más allá de las fronteras nacionales.
     Esta vez, el HSM Ramiro Ledesma se ha establecido en la calle Joaquín Costa nº 43. Situado en el distrito de Chamartín, barrio de El Viso, el centro nazi se sitúa en uno de las zonas con mayor renta de Madrid. Esta vez no van a tener la suerte de salir y tropezarse con “sudacas”, “maricones de mierda” o “perroflautas” con tanta facilidad como antes. Nos preguntamos si su impaciencia les estropeará su política de lavado de cara. Para las que no lo sepáis, dicha política es: “Mientras no se relacione la violencia con el Hogar Social Ramiro Ledesma no pasa nada. Lo importante es llegar al poder para poder ejercer la violencia de verdad: echar a todo inmigrante y poder introducir la militarización en la enseñanza pública”. CNm-rZeUwAAvN-J
Mientras tanto dirán que son todo ataques y blasfemias promovidas por la ultra-izquierda, negarán que son nazis (con los correspondientes enfrentamientos con Alianza Nacional por no reconocer lo nazis que son) y, tarde o temprano, se borrarán las esvásticas tatuadas que llevan (especialmente si eres la portavoz y se te ve todos los días).
     Hace dos semanas vinieron nazis de toda Europa (CasaPound y Amanecer Dorado son los más conocidos) y de todas partes del Estado Español. La razón de esta plaga temporal en Madrid fueron unas jornadas organizadas por el Hogar Social Ramiro Ledesma. A sabiendas de esto, la Delegación del Gobierno autorizó una manifestación que convocaron con motivo de dichas jornadas. Una manifestación convocada por los miembros racistas del HSM Ramiro Ledesma, donde participaban miembros de CasaPound, Amanecer Dorado, Reconquista e Iniciativa Astur, personas que han manifestado ser nazis y fascistas, etc. Y, ¿se permite esta expresión de odio por las calles de un barrio tan diverso como Tetúan? ¿Cómo es eso posible? Muy sencillo. Quédense con este apellido: Dancausa.
     Concepción Dancausa quizás os suene más ya que es una cara de las altas esferas de Madrid. Sí, es la Delegada del Gobierno de Madrid. La persona que autorizó dicha manifestación. La persona que, sabiendo la ideología del HSM Ramiro Ledesma, sabiendo que vendrían nazis de todas partes, permitió que unos cuantos violentos seguidos de sus pequeñas masas engañadas por un mensaje populista y xenófobo, se pasearan por Chamberí y luego por Tetúan.
     Para nada queremos señalar exclusivamente a Dancausa. No hay que olvidar que tiene asesores, informes policiales, otras informaciones no oficiales, etc. Por esto, no vamos a dejar de señalar que los aparatos del Estado y sus fuerzas policiales antihumanas  tienen mucho que ver con esto. Pero nos gustaría seguir por la línea genealógica de Concepción Dancausa para comprender un poquito más todo esto. Concepción Dancausa es la hija de Fernando Dancausa. Lo linkamos para hacerle famoso y que todo el mundo pueda apreciar la maravilla de persona que crió a nuestra delegada: un abogado falangista fundador de la Fundación – de lameculos – de Francisco Franco, alcalde de Burgos durante la dictadura y, sobre todo, Burgalés del Año de 1968. Bravo, Fernando.
     Siguiendo en la misma línea, vamos a contrastar varios casos
Por un lado, vamos a usar dos ejemplos frecuentes en el día a día: el desalojo de una okupa de verdad (no un nicho de nazis) y un desahucio parado por los movimientos sociales de vivienda. Ambos tienen en común que el número de lecheras no desciende de 10.
Por otro lado, vamos a utilizar un día de desalojo del Hogar Social Ramiro Ledesma. Observen esta imagen:
CDcRgaPWEAIJxz1
     En el último desalojo, a las 8 de la mañana, había sólo 2 lecheras en la puerta del Hogar Antisocial. ¿Notáis las diferencias?
     Franquistas en el poder, abrazos con la policía, okupaciones constantes que realizan con total impunidad… No tenemos mucho más que decir. Aunque lo hay. Y por eso queremos dirigirnos una vez más a los violentos xenófobos del HSM Ramiro Ledesma: sabemos que pedir que desaparezcáis por las buenas no va a servir pero, por lo menos, ¡¡NO LLORÉIS!! Ya le gustaría a muchas personas tener la connivencia que tenéis con los poderes del Estado.
¡Fuera nazis de nuestros barrios!
¡Madrid será la tumba del fascismo!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s