La verdadera cara del Hogar Social Ramiro Ledesma

Hoy nos hemos levantado con dos nuevas.

La primera se trata de un vídeo muy esclarecedor:

Las caras de la intolerancia. Las caras de la violencia. Del racismo más ruin y la discriminación más tóxica.
Caras conocidas que aparecen en las vídeos y en las fotos del Hogar Social. Caras que ocultan una y otra vez su verdadero fondo y nos engañan diciendo que los inmigrantes se llevan todas las ayudas. Falacia tras falacia para extender su ideología nacionalsocialista. Falacia tras falacia que pretenden ir abriéndose un camino que ya han visto que con la violencia no consiguen – aunque la sigan practicando. Falacia tras falacia que mientras exista una antifascista se desmontarán.

Otro ejemplo de lo que llevan dentro nos lo hemos encontrado en una de las calles aledañas al Hogar Social Ramiro Ledesma:

IMG-20150407-WA0000

Desconocemos la autoría de la pegada pero no hay que ser muy inteligente para darse cuenta de que el Hogar Social Madrid es un lugar de encuentro de racistas y violentxs; un lugar que les sirve de base y de refugio.
Y aquí tenemos como dirigen la culpa al enemigo equivocado. Cómo culpan a personas tanto o más necesitadas como los nativos cuando los verdaderos culpables se encuentran sentados en sus butacas de oficina de bancos, grandes empresas y administraciones públicas.

A éstas últimas les tenemos que señalar como culpables de este nicho de nazismo y fascismo en el barrio. La permisividad de las administraciones públicas, PROPIETARIAS DEL INMUEBLE – concretamente la Tesorería General de Seguridad Social como se ve en la nota simple más abajo- hacen posible la existencia del Hogar Social Ramiro Ledesma.
Es aún más vergonzoso cuando desde el gobierno intentan tachar de terroristas a personas pacíficas cuyo único delito fue pensar diferente y arrasar con centros sociales por generar tejido social y alternativas –  como ha pasado en la Operación Pandereta. Mientras tanto, lxs verdaderxs violentxs y las personas que realmente quieren destruir, no han sido tocadas.
¿A lo mejor faltan por poner a Cristina Cifuentes y algún mando policial como caras detrás del Hogar Social Madrid?

Nota simple

Hoy, de la misma manera que ayer, y que diremos mañana, mostramos nuestra repulsa hacia el Hogar Social Madrid, hacia la xenofobia, el sexismo y la homofobia. Hoy más que nunca – señalando los vínculos que existen entre el HS y partidos y asociaciones nazis y fascistas – exigimos que no se demore ni un segundo más su desalojo.

Hoy, como siempre, seguiremos luchando.
Fuera nazis de nuestros barrios!!!

#ViolenciaNazi
#BarriosSinNazis

Anuncios

¿Quién está detrás del Hogar Social Madrid- Ramiro Ledesma?

Nazis inauguran un centro social “sólo para españoles” en Chamberí

Un grupo xenófobo quiere establecerse en el barrio con el discurso “Los españoles, primero”

El Hogar Social Madrid Ramiro Ledesma es una sede nazi que acaba de abrir sus puertas en la C\ Bretón de los Herreros 41, al lado del metro Alonso Cano. Se anuncia como una “ocupación patriótica inconformista” que bajo la bandera de la solidaridad y la lucha contra la especulación pretende crear un centro en el que llevar a cabo actividades “de tipo lúdico, social y cultural, sin dejar de lado el dar cobijo a los españoles más necesitados…”

¿Sabes quienes son realmente tus nuevos vecinos?

Detrás del Hogar Social Madrid se encuentra el Movimiento Social Republicano (MSR), partido político de ideología fascista/neonazi. Son violentos racistas cuyo principal objetivo es señalar a los vecinos migrantes como culpables de muchos de los problemas actuales; el paro, la pobreza y la falta de oportunidades, y aspiran a expulsarles de nuestro país.

El MSR se declara “Nacional Revolucionarios”. No es el único partido de Extrema Derecha (también está Alianza Nacional, Democracia Nacional, España2000, La Falange, …) pero sí es el que más está imitando el modelo de los movimientos sociales de izquierda o simplemente populares :

  • MSR ha ocupado varios espacios en el estado que funcionan como centros sociales (ellos los llaman “Hogares Sociales”), uno en Zaragoza – donde hubo hasta puñaladas entre ellos –, Un Casal en Cataluña, uno en Valencia y ahora en Madrid,  desde donde ayudar a “familias necesitadas ESPAÑOLAS”.
  • MSR ha acudido a parar desahucios de familias ESPAÑOLAS, con técnica “stop desahucios”.
  • MSR ha intentando manifestarse en la Marea Blanca contra la privatización de la sanidad, de donde ha sido expulsada porque no se quería allí a un partido abiertamente racista.
  • MSR tiene unas “juventudes” universitarias (la mayoría cabezas rapadas) llamadas “Liga Joven”, que han tratado de manifestarse en las manifestaciones contra la privatización de la educación pública, especialmente las universitarias, de las que han sido repudiados en repetidas ocasiones. En 2013 alrededor de 30 miembros de Liga Joven irrumpieron en la Universidad Autónoma de Madrid y agredieron a varias personas, y ésta no es la única agresión que han cometido.

El MSR ha decidido disfrazarse, imitando algunas de las prácticas de los movimientos sociales. Por eso hablan de parar desahucios, repartir alimentos y ocupar viviendas vacías sólo para españoles. Esta exclusión es el primer paso de una estrategia basada en el miedo y la violencia contra los migrantes, que va acompañada de palizas, insultos e intimidaciones.

Desde el Hogar Social Madrid – Ramiro Ledesma niegan su relación con los grupos de extrema derecha, sin embargo la mayoría de ellos pertenecen al MSR, Liga Joven e incluso han participado en agresiones. El pasado verano, durante su estancia en el barrio de Tetuán se reveló la verdadera cara de los integrantes del Hogar Social: sencillamente nazis.

http://www.youtube.com/watch?v=fRD0qhYRuDc

A ti, sólo si eres español, van a querer ayudarte a solventar tus problemas derivados de la creciente pobreza de nuestra sociedad. Te prometerán ayuda y alimento a cambio de que abraces su causa xenófoba y autoritaria.

¡NO LOS AYUDES NI ACUDAS A ELLOS!

Si lo haces, estarás contribuyendo a hacer del barrio un lugar mucho peor, donde muchos de nuestros vecinos no se puedan sentir a salvo, a pesar de llevar aquí viviendo desde mucho antes de su llegada.  Pronto extenderán su objetivo y seguirán señalando a otros sólo por ser diferentes.