Comunicado leído durante las Marchas de la Dignidad en contra del Hogar Social Ramiro Ledesma

Este 21 de Marzo, las vecinas y vecinos de Madrid tenemos el orgullo de recibir la ola de dignidad que recorre la ciudad.

¡¡Bienvenidas a Chamberí marchantes de la Columna Norte!!

El  paro, el exilio, la precariedad y la falta de derechos fundamentales, chocan frente el mensaje engañoso de un gobierno acostumbrado a ocultarse y a negar las evidencias de descomposición social y caída del régimen actual.

Pero no debemos olvidar que quienes actúan en contra de nuestra dignidad y derechos no sólo se encuentran en las instituciones públicas o financieras, o detrás de grandes empresas, también están presentes en nuestras calles.

A 150 metros de este lugar se encuentra un edificio de titularidad pública propiedad de la Tesorería General de la Seguridad Social, en el que a finales del año pasado se instaló un grupo de neonazis vinculados a la extrema derecha, entre otros, al partido nazi Movimiento Social Republicano, cuyo referente es Amanecer Dorado en Grecia.

El autoproclamado Hogar Social Madrid Ramiro Ledesma, imita algunas prácticas de los movimientos sociales. Bajo apariencia solidaria realizan acciones asistencialistas de carácter discriminatorio, culpabilizando a los inmigrantes de la situación que sufren sus receptores.

¡Únicamente si eres español te ayudarán!

Estas acciones que pueden parecer inocentes y hasta solidarias, esconden un mensaje xenófobo y racista, mostrando una imagen dulcificada de quienes siempre han practicado y practican la violencia.

Los primeros 2 meses de estancia en Chamberí fueron relativamente tranquilos. Pero una vez asentados, comenzaron a aumentar gradualmente la intensidad de sus agresiones en nuestro distrito.

El pasado 21 de febrero por la tarde, durante una de sus recogidas de comida, agredieron en grupo a unas pocas jóvenes, propinándoles patadas, puñetazos y arrojándoles sillas.

Pocas semanas después, de madrugada, agredieron a otro joven que volvía solo a casa provocándole lesiones.

De igual modo, continúan realizando incursiones con provocaciones y agresiones a proyectos solidarios y activistas del vecino barrio de Tetuán, del que fueron expulsados hace unos meses gracias a la presión vecinal.

Esta amenaza que cada vez es más visible pone en riesgo la convivencia vecinal y la paz en nuestro distrito, pero si siguen asentándose pondrán en riesgo la de todo Madrid y pronto podría convertirse en un centro de referencia estatal e internacional de grupos neonazis.

Señalamos la hipocresía que supone que desde las instituciones públicas se ceda un espacio de 5000 metros cuadrados a grupos neonazis, a la vez que desahucian a familias trabajadoras de viviendas públicas o para ejecutar planes urbanísticos que alimentan la actividad especulativa, como ocurrió en el reciente derribo de Ofelia Nieto.

Exigimos el desalojo inmediato de este grupo neonazi, queremos vivir en barrios pacíficos, solidarios y mestizos.

Porque la dignidad no entiende de papeles ni de fronteras. Pan, trabajo, techo y dignidad para todas.

¡NATIVA O EXTRANJERA LA MISMA CLASE OBRERA!

Anuncios

COMUNICADO ANTE LA AGRESIÓN DE LOS NAZIS DEL HOGAR SOCIAL A LAS MARCHAS INDIGNADAS #ViolenciaNazi

Ayer, durante las Marchas Indignadas, la columna Norte fue atacada por un grupo de nazis.

El recorrido de la columna se desarrollaba por la calle Santa Engracia, haciendo una parada en el parque de bomberos y otra segunda en la esquina con Bretón de los Herreros, calle donde se encuentra el Hogar Social Ramiro Ledesma. Esta segunda parada consistía en la lectura de un comunicado redactado por Antirracistas Chamberí.

Ya antes de este acto simbólico, en la esquina de Bretón de los Herreros, nos esperaban cuatro de nazis que, ante la aparición de la columna, se alejaron con la mano en alza y sonrisas burlonas ante nuestros gritos antifascistas y antirracistas.

Un grupo reducido de la columna se quedó rezagado. Algunas de estas personas portaban simbología euskalduna y esto fue para los violentos del Hogar Social la razón suficiente para atacarlos. Con gritos de “¡Asesinos!” y “¡Arriba España!” un grupo de 5 nazis se acercó a nuestras compañeras a la altura de la gasolinera de Santa Engracia con Ponzano y les agredieron. Golpearon a por lo menos 4 personas, incluyendo a un señor de avanzada edad que no suponía ninguna amenaza.

También queremos denunciar la actitud policial – una vez más aliada de los nazis. Cuando la columna se enteró de lo que pasaba más atrás, en vez de ir a parar y detener a los agresores, los UIP se dedicaron a parar a las compas de la columna que querían volver a ayudar a las personas agredidas.

Tras unos minutos en los que la policía insistía en que nos dedicáramos a la marcha y que ya se encargarían de ello mientras nosotras les increpábamos por su pasividad ante esta agresión, por fin un mando dio la orden para que un furgón fuera hacia allá. Una orden que llegó con el tiempo suficiente como para que los 5 nazis ya hubieran salido corriendo en dirección al Hogar Social.

¿A costa de qué vamos a dejar que esta gente campe a sus anchas por nuestros barrios con sus mensajes de falsa solidaridad? ¿A costa de vivir cada día con el riesgo de un ataque? ¿Con el riesgo de otra agresión? ¿A costa de aceptar el esparcimiento de su odio hacia compañeras nuestras solo por el hecho de haber nacido en otra cultura?

¡Vecina, despierta! ¡No son solidarios! Son nazis.

Son violentos e intolerantes.

¡Fuera nazis de Chamberí!

¡¡Fuera nazis de todos los barrios!!