Ahora Madrid se queda solo pidiendo el desalojo de los neonazis del Hogar Social Madrid en Chamberí*

Una moción de la coalición de Manuela Carmena en el plenario del distrito contra la ocupación deriva en un rifirrafe político con presencia de fascistas manifestándose en la calle.

web_20160509_175401_0

Los neonazis se manifestaron ante la sede del distrito con una pancarta que proclamaba “Culpables de ayudar a nuestra gente”, en referencia a las recogidas de alimento que llevan a cabo para ciudadanos españoles nativos.

Durante agosto de 2014 un grupo de neonazis de Madrid okupaba un edificio de oficinas en el mestizo barrio de Tetuán, y el antifascismo de la capital del Estado se volvía a alzar, visibilizando un conflicto (Tetuán es un barrio históricamente politizado) que acabaría con el desalojo del edificio okupado a finales de septiembre del mismo año. Después de la mencionada y dos okupaciones más frustradas, el 5 de octubre del año pasado los militantes del Hogar Social Ramiro Ledesma de Madrid (HSM) okupaban la que desde entonces ha sido sede de sus actividades, con un marcado carácter xenófobo evidenciado cada semana en las recogidas de alimentos sólo para personas españolas nativas que se llevan a cabo en el popular barrio de Tetuán.

Como explicó la Directa, el edificio okupado por los neonazis del HSM el 5 de octubre de 2015 no es cualquier edificio: es la antigua sede de TVE, antiguamente destinado a archivo del No-Do y, por si no fuese suficiente, se encuentra a escasos metros de la Embajada de Israel, en el acomodado barrio de Chamartín, zona de negocios, donde se ubica el estadio Santiago Bernabéu y muchas viviendas de lujo. A pesar de no tener su sede en Tetuán, los militantes del HSM han demostrado tener una fijación por el barrio donde tuvieron problemas con el tejido social para mantenerse. Lo cierto, sin embargo, es que en Chamartín todo les resulta mucho más fácil, ya que no existe el mismo porcentaje de población migrada ni, mucho menos, la misma movilización política. El fascismo siempre busca conflicto y, en Tetuán, lo encuentran con facilidad.

Ahora Madrid. ¿Un gobierno antifascista?

Las sensaciones en los ambientes de la izquierda popular en Madrid no han sido demasiado positivas en lo que respecta a la relación del consistorio de la capital, desde que está gobernado por Ahora Madrid, y los neonazis del Hogar Social. De hecho, los militantes del Hogar Social llegaron a acampar después de su primer desalojo en protesta por el suceso y coincidieron con otra acampada de protesta contra la ley mordaza.  Ante tal situación, la decisión del gobierno liderado por Manuela Carmena fue desalojar ambos grupos. Carmena llegó a reunirse con la portavoz de los neonazis, Melisa Domínguez, con el pretexto de consensuar una solución para las familias que el Hogar Social estaba acogiendo hasta el desalojo.

La moción de Ahora Madrid en el consejo de distrito de Chamberí también tildaba de “neonazis” a los militantes de la organización y hacía mención a la amenaza a la convivencia de los barrios que supone su actividad.

El caso es que parece que, en los últimos tiempos, la coalición que gobierna la ciudad ha decidido que debía mostrar una actitud más firme y rechazar sin miramientos la actividad de los ultras (puede que el aumento de las agresiones a migrantes por parte de los neonazis haya tenido algo que ver. Es en esta línea en la que el grupo de vocales de Ahora Madrid en el distrito de Chamberí presentó el lunes una propuesta en el pleno de la Junta del Distrito que planteaba la necesidad “de instar a la Delegación del Gobierno de Madrid al desalojo y cese de las actividades del Hogar Social Madrid”.  La propuesta también tildaba de “neonazis” a los militantes de la organización y hacía mención a la amenaza a la convivencia de los barrios que suponía su actividad. Ahora sí, parecía que las motivaciones del partido de Carmena eran netamente antifascistas y en defensa de la pluralidad y del mestizaje de los barrios de la ciudad.

El contraataque del PP

Como si se tratase de un infantil “y tú más”, los vocales de distrito del Partido Popular no tardaron en presentar otra propuesta a pleno de la Junta del Distrito que se pudiese contraponer a la presentada por Ahora Madrid.  En un sentido similar, pero con diferente objeto, el PP proponía ante “esta okupación ilegal [en referencia al CSOA La Morada, desalojo que explicó la Directa] y otras posibles que se puedan producir en el distrito de Chamberí, que la Junta exprese a los vecinos de Chamberí su compromiso con la defensa de la propiedad privada de los bienes inmuebles”. De esta manera, el PP cumplía con su habitual estrategia de entrar en conflicto siempre que puede con el gobierno municipal y sus representantes.

Un cuarto de hora antes de las seis de la tarde (momento en que debía comenzar el plenario) se empezaron a oír en la plaza de Chamberí, donde está situada la sede del distrito, gritos del estilo de “Libre, social, nacional”, “Podemos y PP, la misma mierda es”, “¡Que viva España!” o “Ayudas sociales para los nacionales”, por parte de unos treinta jóvenes. Los neonazis presentes –con una preocupante media de edad cercana a los veintipico y una presencia marcadamente masculina– llevaban una pancarta que proclamaba “Culpables de ayudar a nuestra gente”, mientras su portavoz, Melisa Domínguez, y otro militante se habían encadenado a dos ventanas de la sede del distrito en señal de rechazo. La respuesta antifascista en la calle brillaba por su ausencia.

Melisa Domínguez

La portavoz del Hogar Social Madrid, Melisa Domínguez, y otro militante se encadenaron a dos ventanas de la sede del distrito en señal de rechazo.

Ya en el plenario (con destacada asistencia del público, donde había miembros de Antirracistas Chamberí y de las Madres Contra la Represión), se pudo constatar cómo Ciudadanos se abstenía y PP y PSOE votaban en contra de la propuesta de Ahora Madrid, argumentando de manera muy similar que no había ningún proceso judicial abierto, que no correspondía a la Junta de Distrito tomar estas decisiones y que la propuesta de Ahora Madrid la Junta del Distrito tomar estas decisiones y que la propuesta de Ahora Madrid estaba mal fundamentada, puesto que en un principio habían propuesto instar a la Comunidad de Madrid y no a la Delegación del Gobierno a tomar medidas, aunque un vocal de Ahora Madrid consultado por la Directa asegura que “se corrigió a tiempo para cambiar en el acta “Comunidad” por “Delegación del Gobierno”; este argumento es sólo una excusa para no condenar al Hogar Social Madrid”. En su turno, Ahora Madrid explicó que otros distritos ya habían emitido declaraciones institucionales contra el Hogar Social Madrid y que, además, en su barrio habían sufrido la presencia pues, a parte de las agresiones sufridas por personas migradas u organizadas políticamente en el barrio, dos de los edificios okupados por los neonazis estos dos últimos años se encontraban en Chamberí. En resumen, Ahora Madrid se quedaba solo en la votación y la propuesta no se aprobaba.

Por lo que respecta al debate y votación de la propuesta presentada por los representantes del Partido Popular, los vocales de Ahora Madrid defendieron el CSOA La Morada, denunciando la ilegalidad del desalojo y argumentando que “a pesar de no estar en contra de la propiedad privada, la utilización de inmuebles con fines especulativos propia de la política del ladrillo nos ha llevado a no contar con los servicios públicos que nos correspondían”, servicios que a su parecer el CSOA La Morada sí ofrecía en su actividad diaria. Como era de esperar, C’s y PP votaron a favor de la propuesta, argumentando que las instituciones públicas han de garantizar el derecho a la propiedad privada y que el gobierno de Ahora Madrid no podía mostrarse a favor de la okupación –y por tanto de la ilegalidad– en función de si ideológicamente le convenía o no.

La representante del PSOE en el distrito llegó a afirmar que “nosotros estamos a favor de la propiedad privada y en contra de la okupación, sea de quien sea”.

Pero la sorpresa llegó con la intervención de la vocal del PSOE, que llegó a equiparar las actividades de los neonazis del Hogar Social Madrid con las del CSOA La Morada, afirmando que “son dos hechos exactamente iguales, cada uno con sus amigos y enemigos” y que “nosotros estamos a favor de la propiedad privada y en contra de la okupación, sea de quien sea”. Tal intervención no estuvo exenta de gritos y silbidos por parte del público asistente. A pesar de esta intervención, parece que los representantes del PSOE no quisieron volver a alinearse con el PP y, en esta ocasión, votaron con Ahora Madrid en contra de la propuesta del Partido Popular, que tampoco se aprobó.

En definitiva, los neonazis del Hogar Social Madrid siguen vivos y fuertes, sin desalojo a la vista y haciendo cuajar peligrosamente su discurso racista entre las capas más populares de la ciudad.  Y que el actual PSOE, cuando menos en Madrid, parece haber olvidado que su partido también gritaba “No pasarán”, y que las democracias europeas de después de la Segunda Guerra Mundial se construyeron sobre una base nítidamente antifascista. No sabemos si, como en 1939, ya han pasado o aún estamos a tiempo de pararlos.

*Artículo publicado originalmente en La Directa y traducido para su difusión.

Nueva agresión neonazi frente al Hogar Social Madrid #ViolenciaNazi

A las recientes agresiones de Usera, donde dos jóvenes latinas sufrieron un intento de agresión con arma blanca por parte de un neonazi que pudo ser neutralizado, Tetuán, donde el lunes 13 de abril por la noche otra joven fue agredida físicamente a la salida del metro, se suma otra más, esta a vez a 3 jóvenes de Chamberí que volvían a casa la pasada madrugada tras una noche de diversión.

Hemos podidos contactar con uno de los agredidos, que relata lo siguiente:

“El 19 de Abril a las 6:30 de la mañana recibimos una agresión por parte de los nazis del Hogar Social Madrid. Volvíamos de fiesta, una amiga, un amigo y yo, al vivir al lado de este nido de fascistas tuvimos que pasar por delante del Hogar Social.

En la puerta había cinco individuos. Inmediatamente al vernos tres de ellos comenzaron a increparnos: ¡Basura!, ¡Escoria! y demás insultos.

Intentaban provocarnos para que entrásemos en su juego. Nosotros seguimos caminando y nos empezaron a seguir con nuevas provocaciones, preguntándonos de forma sarcástica si éramos nazis.

En ningún momento caímos en sus provocaciones, no mediamos palabra con ellos.

En un momento, se pusieron delante de nosotros, cogieron a mi amigo y le empezaron a pegar bofetadas y patadas, yo fui a defenderle y me golpearon. 

Justo en ese momento pasó un coche patrulla de la policía municipal que pasó de largo. 

A mi amiga no le tocaron, claro ejemplo de su machismo y cobardía como personas.

Que esto ocurriese era cuestión de tiempo, ahora solo cabe preguntarme ¿cuándo será la próxima vez que llegue a casa con la cara dolorida? Nadie me puede decir: vete a comprar el pan que te aseguro que no te pasará nada.

Vivo al lado de unos asesinos, personas que viven por y para el odio, acosadores del pueblo. Vivimos con miedo de salir a la calle, obligados a analizar a los jóvenes con los que te cruzas al caminar, porque cruzarte con la persona equivocada puede costarte una paliza. No sé cuánto durará esto, ni hasta dónde llegará, lo único que sé es que cada vez crecen más y cada vez hay más agresiones sin respuesta, tenemos muy poco apoyo y lo único que nos queda es permanecer juntos y luchar unidos contra su sed de sangre.

El pueblo unido, jamás será vencido. Pueden golpearme, romperme los huesos y dejarme tendido en la calle, pero nunca podrán golpear mi amor hacia la libertad y hacia mi barrio obrero.

Esta es al menos la segunda agresión producida en el último mes en las inmediaciones del Hogar Social tras la que se produjo el pasado 21 de marzo al paso de la columna norte durante las Marchas de la Dignidad del 21M.

No sólo es evidente que el Hogar Social Ramiro Ledesma es refugio de grupos neonazis de todo Madrid, punto clave para su organización y escondite en el que sus agresiones quedan impunes, también es evidente que gozan de total permisividad, ejerciendo su actividad en un inmueble público y contando con la connivencia policial, que les protege en vez de controlarles y detener a los violentos.

¡¡Chamberí sigue en lucha!!  Junto a Tetuán, Usera y Alcalá.

Somos uno contra el fascismo.

No habrá agresión sin respuesta

¿Quién está detrás del Hogar Social Madrid- Ramiro Ledesma?

Nazis inauguran un centro social “sólo para españoles” en Chamberí

Un grupo xenófobo quiere establecerse en el barrio con el discurso “Los españoles, primero”

El Hogar Social Madrid Ramiro Ledesma es una sede nazi que acaba de abrir sus puertas en la C\ Bretón de los Herreros 41, al lado del metro Alonso Cano. Se anuncia como una “ocupación patriótica inconformista” que bajo la bandera de la solidaridad y la lucha contra la especulación pretende crear un centro en el que llevar a cabo actividades “de tipo lúdico, social y cultural, sin dejar de lado el dar cobijo a los españoles más necesitados…”

¿Sabes quienes son realmente tus nuevos vecinos?

Detrás del Hogar Social Madrid se encuentra el Movimiento Social Republicano (MSR), partido político de ideología fascista/neonazi. Son violentos racistas cuyo principal objetivo es señalar a los vecinos migrantes como culpables de muchos de los problemas actuales; el paro, la pobreza y la falta de oportunidades, y aspiran a expulsarles de nuestro país.

El MSR se declara “Nacional Revolucionarios”. No es el único partido de Extrema Derecha (también está Alianza Nacional, Democracia Nacional, España2000, La Falange, …) pero sí es el que más está imitando el modelo de los movimientos sociales de izquierda o simplemente populares :

  • MSR ha ocupado varios espacios en el estado que funcionan como centros sociales (ellos los llaman “Hogares Sociales”), uno en Zaragoza – donde hubo hasta puñaladas entre ellos –, Un Casal en Cataluña, uno en Valencia y ahora en Madrid,  desde donde ayudar a “familias necesitadas ESPAÑOLAS”.
  • MSR ha acudido a parar desahucios de familias ESPAÑOLAS, con técnica “stop desahucios”.
  • MSR ha intentando manifestarse en la Marea Blanca contra la privatización de la sanidad, de donde ha sido expulsada porque no se quería allí a un partido abiertamente racista.
  • MSR tiene unas “juventudes” universitarias (la mayoría cabezas rapadas) llamadas “Liga Joven”, que han tratado de manifestarse en las manifestaciones contra la privatización de la educación pública, especialmente las universitarias, de las que han sido repudiados en repetidas ocasiones. En 2013 alrededor de 30 miembros de Liga Joven irrumpieron en la Universidad Autónoma de Madrid y agredieron a varias personas, y ésta no es la única agresión que han cometido.

El MSR ha decidido disfrazarse, imitando algunas de las prácticas de los movimientos sociales. Por eso hablan de parar desahucios, repartir alimentos y ocupar viviendas vacías sólo para españoles. Esta exclusión es el primer paso de una estrategia basada en el miedo y la violencia contra los migrantes, que va acompañada de palizas, insultos e intimidaciones.

Desde el Hogar Social Madrid – Ramiro Ledesma niegan su relación con los grupos de extrema derecha, sin embargo la mayoría de ellos pertenecen al MSR, Liga Joven e incluso han participado en agresiones. El pasado verano, durante su estancia en el barrio de Tetuán se reveló la verdadera cara de los integrantes del Hogar Social: sencillamente nazis.

http://www.youtube.com/watch?v=fRD0qhYRuDc

A ti, sólo si eres español, van a querer ayudarte a solventar tus problemas derivados de la creciente pobreza de nuestra sociedad. Te prometerán ayuda y alimento a cambio de que abraces su causa xenófoba y autoritaria.

¡NO LOS AYUDES NI ACUDAS A ELLOS!

Si lo haces, estarás contribuyendo a hacer del barrio un lugar mucho peor, donde muchos de nuestros vecinos no se puedan sentir a salvo, a pesar de llevar aquí viviendo desde mucho antes de su llegada.  Pronto extenderán su objetivo y seguirán señalando a otros sólo por ser diferentes.