Comunicado sobre el Pleno de Chamberí

Ayer, día 9 de mayo de 2016, en el Pleno de Chamberí se vivió una situación cuanto menos lamentable, vergonzosa y sobre todo alarmante. Con motivo de la petición del desalojo de la banda neo-nazi y fascista Hogar Social Madrid, que fue llevada a debate, se vio reflejada a la perfección la actitud y aptitud de los miembros vocales del Partido Popular, Partido Socialista, y Ciudadanos. Éstos no sólo rechazaron la propuesta, sino que se atrevieron bajo un discurso plagado de claras intenciones de desprecio hacia las activistas que nos encontrábamos allí, y los miembros del grupo proponente, a divulgar de forma abierta la idea de que los nazis no son una problemática, sino que se les debe ignorar hasta que se cansen. 

 

Debe de ser que a los señores vocales estar sentados en esa silla y tener un micrófono delante de la cara les provoca una comodidad que quienes somos vecinas, y no títeres de un partido, no podemos sentir. Debe de ser que desde esa posición de poder tienen derecho a menospreciar y poner en duda las intenciones con las que se lleva a cabo la propuesta, llegando a alegar que si se les da voz van a conseguir lo que quieren. Llegaron incluso a ponerse como víctimas quejándose de que saldrían en el telediario, que quedarían en evidencia.

En evidencia se ponen ustedes solos mostrando esa metralla de mensajes cargados de cobardía, hipocresía y prepotencia. Ayer PP, Ciudadanos y PSOE se posicionaron del lado de los nazis y fascistas del Hogar Social Madrid.

 

Los hechos transcurrieron de la siguiente forma: Justo antes de empezar el pleno, tres miembros del Hogar Social Madrid se sentaron al final, perfectamente identificables ya que llevaban la sudadera con las siglas HSM. Después de la exposición del primer punto del orden del día, en el que se explicaba el porqué de la necesidad de posicionarse contra la normalización de la presencia de dicho colectivo en Madrid – responsable de una lista alarmante de agresiones tanto a inmigrantes como a miembros de movimientos sociales, de amenazas de muerte y demás delitos de odio, los cuales han sido denunciados prácticamente en su totalidad sin ninguna respuesta real al problema – los nazis se levantaron con la intención de dar un discurso utilizando su fachada de caridad para limpiarse la cara ante los medios, mientras uno de ellos grababa con el móvil.

 

Vecinas y vecinos de Chamberí se levantaron al instante y dejaron claro que los nazis no son bienvenidos en el pleno de nuestro barrio. Es importante que quede claro que fueron las vecinas quienes les echaron. No así la policía, la cual les permitió grabar a todo el mundo y en todo momento, ni los vocales, ni mucho menos el concejal Jorge García Castaño, sobre el cual recaía la responsabilidad de NO dejar entrar a fascistas en un pleno democrático. Ya no sólo por sentido común, sino por seguridad de las vecinas que se hallaban dentro. Mientras tanto, 40 nazis del HSM se concentraban en la puerta del edificio, con la portavoz encadenada a una de las ventanas, lo cual bajo la Ley Mordaza en cualquier otra situación habría sido penalizado, pero curiosamente aquí no. Esto nos recuerda a las palabras del vocal del PP: “La ley debe ser igual para todos, y las decisiones judiciales se deben respetar” refiriéndose al desalojo de la Morada.

 

Nos encantaría saber, entonces, por qué ante una concentración no comunicada que impide el buen funcionamiento de un edificio público y en la que existía un alto riesgo de agresiones, la policía ni siquiera identificó a los miembros del Hogar Social, permitiéndoles visibilizarse ante la prensa, promover su discurso racista y xenófobo con el cual alientan su fascismo enmascarado, entrar dentro del edificio y grabar a personas, todo ello con el consentimiento explícito del concejal Jorge García Castaño, al cual fuimos a preguntar el porqué de dicha decisión, y aludió a que le habían amenazado por Twitter, que era un edificio público y que podría entrar todo el mundo.

 

La política nace en la calle y no en las urnas. La política es de la calle y no del pleno. La política somos la gente y no los vocales. No existe peor ciego que el que no quiere ver, y ustedes están amparando al fascismo en las calles de Madrid, están justificando puñetazos, patadas, navajazos y palizas bajo el lema “no hay que darles voz”. Ustedes no se merecen estar ahí sentados, porque están vendiendo al pueblo, y no nos quieren escuchar. Ustedes no son más que gente acomodada, que se cree que por tener un micro, un carnet y sentarse en una mesa ya valen más que quienes vivimos los problemas en nuestras propias carnes.

El antifascismo madrileño no se va a detener ante la negatividad de las instituciones, no nos van a parar. El antifascismo seguirá luchando contra grupos de extrema derecha, contra las injusticias sociales, contra plenos en los que se da cabida a neo-nazis y se les defiende, contra la impunidad con la que actúan, contra la opresión del Estado, contra todo aquello que oprima a las personas, porque el antifascismo somos todas.

 

Por eso, el 21 de mayo salimos a las calles, a NUESTRAS calles, a mostrar nuestra fuerza, nuestra solidaridad y nuestra empatía hacia la única poílitca de verdad, la de las personas.

 

El 21 de mayo, y siempre, MADRID ANTIFASCISTA, MADRID PARA TODAS.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s